Quesadilla de Atún

  • Quesadilla de Carne

  • Quesadilla de Jamón
    y Queso

  • Quesadilla con
    Champiñones

  • Quesadilla de Pollo

  • Quesadilla Mexicana


  • "Quesadilla de Atún"

    Quesadilla de Atún



    Y ahora os enseñamos paso a paso a preparar una rica quesadilla de atún, que resulta perfecta para servir como un plato ligero para cenar o almorzar para toda la familia, que además es fácil de preparar y no requiere mucho tiempo.

    Ingredientes:

    - 6 tortillas de harina
    - 3-4 latas de atún en aceite
    - Un buen tomate maduro
    - Una cebolla grande
    - Queso mozzarella para fundir
    - Cilantro, unas hojas
    - Pimienta molida
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen


    


    Preparación:

    Estas quesadillas de atún son muy sencillas de preparar, así que seguro que las preparas en más de una ocasión, porque son una buena opción cuando tienes poco tiempo para cocinar. Comenzaremos pelando la cebolla, para picarla en trozos más bien finos. El tomate lo lavaremos y lo pelamos, para después cortarlo en daditos pequeños. Lavamos unas hojas de cilantro y las picamos muy bien. Y también ponemos a escurrir las latas de atún que vayamos a emplear, según queramos el relleno de las quesadillas con mayor o menor cantidad del mismo.

    Ponemos a calentar una sartén de tamaño adecuado con un poco de aceite de oliva, y cuando esté bien caliente vamos a pochar los trozos de cebolla, agregando un poco de sal para ayudar a pocharlos. Cuando comience a cambiar de color la cebolla, incorporamos el tomate cortado en trozos y el cilantro. Cuando el tomate lleve unos minutos cocinándose a fuego suave, agregamos el atún escurrido a la sartén y lo hacemos bien sin dejar de remover de vez en cuando, agregando un poco de pimienta molida y de sal por encima.

    Mientras se cocina el relleno para las quesadillas de atún, vamos a calentar las tortillas de harina, lo que podemos hacer en una sartén o plancha, de modo que las calentemos bien por ambos lados. Una vez se calienten, iremos rellenando una a una con el contenido que teníamos caliente en la sartén, repartiéndolo bien por la tortilla. Por encima se agrega queso para fundir, que puede ser rallado o en lonchas, como más nos guste.


    La quesadilla se puede montar bien doblando por la mitad la tortilla una vez rellena, o bien colocando otra tortilla caliente sobre la que hemos rellenado. Las servimos en caliente para disfrutar de todo su sabor antes que se enfríen, con el queso bien fundido por dentro. Si las quieres montar antes de servirlas, puedes hacerlo, lo único que debes hacer es calentarlas justo antes de servirlas, con cuidado de que no se desmonten a la hora de sacarlas a los platos. Y a disfrutar de las mismas.