Quesadilla de Pollo

  • Quesadilla de Carne

  • Quesadilla de Jamón
    y Queso

  • Quesadilla con
    Champiñones

  • Quesadilla de Pollo

  • Quesadilla Mexicana


  • "Quesadilla de Pollo"

    Quesadilla de Pollo



    Ahora os traemos otra de esas recetas ideales para preparar un buen plato para toda la familia sin necesitar demasiado tiempo para su preparación. Esta quesadilla de pollo resulta una opción rica y saludable que os gustarán a todos.

    Ingredientes:

    - 8 tortillas de harina
    - Un par de pechugas de pollo
    - Una cebolla grande
    - 150 gramos de champiñones frescos
    - Un pimiento morrón
    - Queso Cheddar
    - Guacamole
    - Pimienta negra
    - Sal


    


    Preparación:

    Empezaremos limpiando bien las pechugas de pollo, quitándoles los restos de grasa que pudieran tener, y después las vamos a cortar en tiras de un tamaño no demasiado grande, mejor que sean finas y pequeñas. Una vez las tengamos listas las vamos a salpimentar y las apartamos para usar un poco más adelante en la preparación de estas quesadillas de pollo.

    Después pelamos y troceamos la cebolla, también en trozos no muy grandes, y la ponemos a pochar con un poco de sal en un sartén de tamaño adecuado con un chorreón de aceite de oliva virgen. Mientras tanto limpiamos los champiñones y los laminamos, en caso de no haberlos comprado ya en láminas. Los trozos que sean muy grandes podemos cortarlos en dos partes, y los vamos a agregar a la sartén con la cebolla para saltearlos bien por todos lados.

    Cuando la cebolla esté bien doradita, agregamos entonces el pollo troceado y salpimentado, y lo vamos a cocinar durante unos minutos, de forma que nos quede bien hecho por todos lados, pero sin que se nos queme, para lo que es importante ir removiendo de vez en cuando con una paleta de cocina. Vamos cortando el pimiento morrón que vayamos a usar en la receta, y lo incorporaremos en la sartén cuando el pollo empiece a tomar color, para que se cocine unos minutos nada más.


    Para calentar las tortillas podemos hacerlo en una sartén o plancha, calentándolas por ambas caras y después rellenándolas con nuestro relleno. Una vez que tengas la tortilla caliente por las dos caras, échale parte del relleno, extiéndelo bien por la misma y después echa un buen puñado de queso rallado para fundir o bien algunas lonchas, si prefieres usarlo así. Cierra con otra tortilla caliente y sirve la quesadilla para comer antes que se enfríe. También puedes montarlas todas y darles un calentón luego en un sartén justo antes de servirlas, con cuidado que no se abran. Y a disfrutar de esta rica y sencilla receta.